10 usos diferentes del papel pintado


10 usos diferentes del papel pintado

El papel pintado: mucho más que un revestimiento

Al pensar en papel pintado, inmediatamente nos viene a la mente el revestimiento de pared de muchos salones y dormitorios. Sin embargo, puede tener muchas otras aplicaciones, menos comunes y más creativas.

Con un poco de imaginación, se puede dar un nuevo look a muebles o superficies en cuestión de minutos y por poco dinero. El papel pintado tiene la ventaja de ser muy fácil de utilizar: no necesita el uso del martillo o hacer agujeros y, además, no ensucia prácticamente nada..

Por todos estos beneficios, te presentamos 10 usos diferentes que se le puede dar al papel pintado. Son 10 formas de hacer tu hogar un lugar único y con personalidad. Pero también, 10 formas de dar uso a ese papel sobrante tras decorar las paredes y de reflejar tu propio arte, estilo y desarrollar tu creatividad.

10 formas originales de usar el papel pintado

1) En el exterior de un mueble: forrar muebles con papel está de moda, ya que permite restaurarlo o darle un nuevo aire de forma práctica, fácil y económica con un resultado sorprendente. Puede transformarse cualquier mueble por completo, sin importar su estilo, sólo se necesita una base firme en que aplicar el papel..

Con el papel pintado no sólo podemos dar una segunda vida a muebles viejos o estropeados, sino lograr que uno que antes desentonaba con la decoración ahora combine a la perfección con el resto del espacio. También puede crearse un gran contraste y convertir una pieza sencilla en un objeto único y protagonista. Incluso, puede transformarse un mueble serio y clásico en uno infantil, perfecto para la habitación de un niño.

2) En el interior de un mueble: como lo que realmente importa es el interior, ¡también deberíamos cuidar el de nuestros muebles! Por ejemplo, se puede forrar el interior de un armario o de unos cajones, logrando piezas personalizadas, alegres y originales. Esta opción es genial para crear un mobiliario muy divertido para los niños.

Otra alternativa es forrar la base de las estanterías hechas con cajas de madera, tan de moda. Al mismo tiempo, estaremos decorando y poniendo orden en nuestras paredes. Les daremos un toque original, con efectos y estilos muy diferentes. Además, esto puede aplicarse también a librerías o estanterías de listones. Forrando su fondo pueden se conseguir resultados como estos:

3) Enmarcar el papel: los restos de papel pintado, ¡pueden ser una obra de arte! Tan sólo necesitas un marco, un pedazo de papel pintado sobrante e imaginación. Recorta, combina, enmarca y... voilà!

4) En la pantalla de una lámpara: ¿sabías que con papel pintado se pueden montar pantallas de lámparas? Renovarlas es muy fácil, todo lo que necesitas son tijeras, pegamento y una base de lámpara antigua. Transformarás unas pantallas viejas en una pieza única.

5) En las escaleras: porque no sólo son un elemento funcional, son un elemento decorativo clave. El papel pintado proporciona un gran foco visual y, por eso, aplicándolo a contrahuella o cara frontal de la escalera, conseguiremos que se convierta en un elemento llamativo, en protagonista de la casa. Imagina, inventa, experimenta... ¡y puedes cambiarlo tantas veces como quieras!

6) En una mesa: puedes convertir cualquier mesa en una nueva, e incluso evitar que una que es nueva se deteriore por el uso. Para lograrlo, necesitas papel pintado sobrante y un cristal cortados a la medida de la mesa. Se coloca el papel sobre la superficie y tan sólo hay que apoyar el cristal, que con su peso sujetará el papel sin necesidad de pegarlo. ¡Así de fácil!

7) En el cabecero de una cama: crea tu propio diseño para el cabecero de la cama e intégralo en la decoración del dormitorio. Sólo tienes que escoger el papel pintado con el que quieras irte a la cama cada día, pegarlo a la pared y enmarcarlo con una moldura delimitando el borde del papel. ¡Es así de sencillo!

8) En puertas y cajones: si tu casa tiene puertas con molduras, puedes aprovechar los espacios geométricos para forrar la zona interior. Crearás un ambiente acogedor, rompiendo la monotonía de las puertas con colores lisos. Lo mismo puede hacerse sobre los muebles con cajones. Con sólo unos toques de papel estampado en el frente de los cajones lograrás unos efectos originales y divertidos.

9) En el techo: son un espacio olvidado en muchas casas, pero si queremos destacar, prestemos atención a los techos, mimémoslos y, ¡sorprendamos! Utilizando el papel pintado en el techo le daremos un gran protagonismo y su decoración será mucho más interesante.

10) En la barra de bar: si tienes una barra de cocina de obra, una opción muy divertida es forrarla con papel pintado. El resultado será muy distinto según el papel elegido, pero lo que es seguro que le aportará un toque alegre y diferente al habitual.

Estas son sólo algunas ideas de los muchos usos que tiene el papel pintado, un producto con un sinfín de posibilidades que ofrece miles de ideas decorativas muy originales. Ahora, el resultado está en tus manos: ¡atrévete a jugar con el papel, inventa nuevos usos y da rienda suelta a tu imaginación!

Related Posts